Saltar al contenido

Cómo se hace una piscina de obra

Cómo se hace una piscina de obra? En realidad hay que tener unos conocimientos básicos sobre albañilería, por lo que en realidad cualquiera podría construirla.

Paso a paso – ¿Cómo se hace una piscina de obra?

Lo primero es tener claro el lugar donde se va a construir la piscina. Tiene que ser un lugar donde podamos conectar la piscina con el agua y la luz sin ningún problema.

Una vez claro esto, procedemos a cavar, hasta la profundidad deseada y asegurándonos de que las paredes de tierra que dejemos no sean del todo rectos de momento.

En el caso de querer hacer una piscina infantil al lado, dejad una separación de tierra entre ambas piscinas.

Cuando el agujero esté listo, hay que proceder a alisar por completo el suelo, para luego hacer lo mismo con las paredes.

En las paredes vamos colocando los tabiques que servirán para sostener la piscina.

Aseguraros que queden bien rectos y con algunos agujeros en las paredes que permitan colocar los focos y la salida de agua.

Aseguraos de colocar bien las tuberías y los focos de luz antes de continuar, comprobando que funcionen bien para después poder depurar el agua sin problemas con la depuradora y que la luz se encienda y apague correctamente.

Es el momento de poner una capa de hormigón al suelo, antes de preparar las capas de hierro.

Primero colocar las tuberías que pasaran por el suelo, donde estará la salida, o salidas del agua para cuando vaciéis la piscina (conectándolas con la tubería principal) y colocar las capas de hierro por encima, formando un suelo.

También colocarlo en las paredes, ajustándolo todo como si de un puzle se tratase.

Es el momento de realizar el guintado, un paso que es mejor que lo haga un profesional, porque sabrá trabajarlo mejor.

Toda la piscina se volverá de un color negruzco donde apenas diferenciaremos los hierros.

Cuando el guintado esté listo, iremos viendo como el hormigón queda totalmente pegado a las paredes, cubriéndolo y ocultando los hierros.

Si lijamos un poco se quedará una capa más lisa y mejor preparada. Si lo hace un auténtico profesional, os quedaréis maravillados con el resultado.

De nuevo comprobad que el sistema de desagüe, depuradora y luz funciona y pasad a colocar la piedra de coronación para los bordillos de la piscina.

Falta el toque final: colocar el gresite, que será lo que recubra las paredes y suelo de la piscina. Existen piezas de gresite que simulan las figuras de los animales, perfecta para la piscina infantil.

Acoplamos la escalerilla de mano, el trampolín o un tobogán y tendremos lista nuestra piscina de obra.

Lo bueno de las piscinas de obra es que pueden tener la forma que queramos, acoplándola como nos dé la gana si queremos que tenga una islita, que haya piscina infantil o no, que tenga escaleras de entrada o no.

Pero si tenéis muchas dudas de hacerla, lo mejor es que se la dejéis a un profesional que en tan solo unos 8 días la tendrá lista.

Con esto acabamos nuestro pequeño articulo sobre ¿Cómo se hace una piscina de obra?, si quieres ver otras alternativas de instalaciones similares, te recomendamos leer nuestra entrada sobre las piscinas intex, y el equipo que necesitarás para mantener una piscina de obra, tales como: la bomba para piscina, los filtros de piscina y el deck para piscinas.

También te puede interesar estas ofertas: