Saltar al contenido

Cloro para piscinas

El cloro para piscinas es otra de esas herramientas muy importantes para la piscina. Aunque utilicemos un filtro de piscina y una bomba para piscina, es muy posible que siga habiendo suciedad en la piscina, aunque no sea visible. Esparciendo el cloro por el agua, ayudamos a que se pueda eliminar esas bacterias o microbios que quedan en el agua. Por supuesto, entre el momento que se echa y el tiempo que tarda en surtir efecto, una persona no puede meterse en el agua por un rato.

cloro para piscina

No hay que olvidar otro desinfectante oxidante como es el ozono, aunque no tiene poder residual y los equipos suelen ser bastante caros. Existe otro tipo de desinfectante que es un blanqueador, sin embargo no funciona tan bien como el cloro a pesar de que parezca que nos deja el agua de la piscina  transparente.

En resumen, el cloro para piscinas ha funcionado toda la vida, es económico, desinfectante, tiene poder residual y es muy fácil de utilizar correctamente, aunque no tengas nociones de tratamiento de aguas para piscinas.

Hay diversos tipos de  para piscinas, cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

Cuando se utiliza cloro para piscinas, el más usado es la pastilla de cloro. Se trata de una pastilla que se pone en una cesta que se echa al agua. Al moverse por el agua, va dejando rastros de cloro que eliminan las bacterias. En algunos casos se coloca en las rendijas de la piscina para que allí actúen a modo de desinfectante antes de que el agua llegue a la bomba de agua a través de los filtros, lo cual es un riesgo si los más pequeños lo ven y lo tocan.

En algunas ocasiones, en la piscina queda cloro que no ha reaccionado al contacto con el agua ni a los organismos que se mueven por ella. Eso es lo que se conoce como cloro residual libre. Por una parte es efectivo, porque al permanecer en el agua, en el momento que entre en contacto con un microorganismo lo eliminará. Pero, existe un riesgo muy alto de que provoque un mal olor al agua de la piscina si se unifica con lo que se conoce como “cloro combinado”.

El cloro para piscinas combinado se forma con los productos que tienen un bajo poder desinfectante. Al combinarse con el cloro libre, se genera lo que se conoce como el “olor de piscina”. Así que, a la hora de comprar cloro, aseguraos bien de estar informados como es debido.